Plan Garantizado de Salud

| 13 marzo, 2012 | 1 Comentario

Diputados de oposición presentaron esta semana al proyecto que crea un Plan Garantizado de Salud (PGS) indicaciones, que apuntan al corazón del sistema privado de salud, es decir liberar traspasos de afiliados de Fonasa e isapres.

Los integrantes de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados al proyecto de ley que reforma al sistema de isapres. También encendió las alertas en el mundo privado, pues algunos de los cambios propuestos impactan el corazón del negocio.

El proyecto -que crea un Plan Garantizado de Salud (PGS) para los afiliados y que en su base elimina las restricciones por sexo, edad o preexistencias- tenía marzo como plazo para ser despachado y así regular -a través de un IPC de la salud- la readecuación de las tarifas que cobran las isapres a sus usuarios.

Sin embargo, aquello ya quedó descartado a la luz del nuevo escenario, al punto que el gobierno incluso entregará mañana sus propias indicaciones al proyecto para abordar las propuestas de los parlamentarios y dar cuenta de las inquietudes de la industria.

Las indicaciones clave presentadas esta semana -especialmente por la oposición y que alertaron a los privados- apuntan a liberar el traspaso de afiliados entre Fonasa e isapres, regular el manejo de excedentes de los cotizantes y limitar la relación de propiedad entre las operadoras y los prestadores de servicios de salud. Los diputados oficialistas, en cambio, acogieron una de las recomendaciones de la industria e incluyeron en el paquete de indicaciones la fijación de una tarificación diferenciada para el PGS .

La idea del gobierno es retomar la conducción pública de la reforma a las isapres a partir de la próxima semana y destrabar el proyecto. En el staff del ministro de Salud, Jaime Mañalich, no descartan hacer «algunos gestos» a la oposición en las indicaciones de mañana.

El 1 de julio de 2013 comenzará a regir el Plan Garantizado de Salud (PGS) que tendrá una tarifa plana por isapre, es decir, el mismo valor para todos los beneficiarios de una misma aseguradora, independientemente de su sexo, edad o estado de salud.

El nuevo plan será incorporado a los contratos de salud a través de un proceso de adecuación de contratos que se iniciará con la emisión de una carta que las isapres deberán remitir a cada uno de los afiliados, a más tardar el último día hábil del mes de marzo de 2013.

El PGS incorpora el Plan Auge, una cobertura estándar para las prestaciones no Auge –superior a la mínima actual- y un copago máximo por beneficiario al año para gastos catastróficos que es similar a la actual cobertura adicional para enfermedades catastróficas.

El secretario de Estado sostuvo que el 95% de las enfermedades serían cubiertas por el PGS una vez que entre en vigencia. El porcentaje restante podría ser cubierto por un plan complementario que se podría adquirir en las isapres a otro valor.

El PGS será único para todos los beneficiarios de las isapres, tendrá un precio único por cada aseguradora, se podrá otorgar en una red de prestadores en convenio y no incluirá el Subsidio por Incapacidad Laboral (SIL), que se contratará, cuando sea necesario, en la misma isapre.
Se indicó que todos los contratos vigentes a la fecha en que empiece a regir el PGS, y aquéllos que se suscriban con posterioridad, deberán ajustarse a la ley y contemplar el referido plan, el SIL, cuando corresponda, y los beneficios complementarios pactadas con cada afiliado.

Tanto los precios del plan y del SIL serán fijados libremente por cada isapre y podrán ser ajustados anualmente sobre de base de determinados índices de referencia que determinará un panel de expertos, a partir de indicadores de precios y frecuencias calculadas por el INE.

Las isapres podrán ofrecer a sus afiliados algunos beneficios adicionales cuyos requisitos y condiciones mínimas serán fijadas por un reglamento ministerial. Estos beneficios podrán ser adquiridos por los usuarios con los excedentes de cotización o cotizaciones voluntarias.

Los cotizantes también podrán destinar sus excedentes de cotización a una cuenta individual de excedentes, similar a la actual, sin restricción de montos.

Las isapres deberán detallar en las cartas que envíen a sus usuarios en marzo del próximo año las siguientes alternativas de contratos:
– Un contrato que mantenga los beneficios del plan de salud vigente, readecuando su estructura para distinguir el precio del PGS y la del SIL si corresponde..

– Un contrato que mantenga la cotización pactada vigente del cotizante, que incluya el PGS, el SIL cuando corresponda y los beneficios complementarios en actual comercialización, cuya suma de precios más se acerque a dicha cotización.

– Un contrato que sólo incluya el PGS, el SIL cuando proceda y la posibilidad de abonar todos los excedentes de cotización a la respectiva cuenta individual.

Tags:

Categoría: Economia

Comentarioss (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Enlaces recibidos

  1. ISAPRES | 13 marzo, 2012

Deja un comentario


Logo FinancialRed